Posts etiquetados ‘maltrato animal’


gggggggggNace esta nueva entrada, a raíz de los últimos acontecimientos sucedidos en el Valle del Nalón, tras la noticia en la que un perro de raza mastín fue arrastrado por su dueño, atado y encadenado al coche, por las calles de la localidad de El Entrego (San Martín del Rey Aurelio-Asturias).

“Nalón” así se llama el joven mastín, fue salvado por la intervención de un grupo de vecinxs que obligaron al conductor a parar ante lo que estaban viendo. Nalón presentaba un estado lamentable, sus almohadillas estaban totalmente destrozadas y la parte inferior de su cuerpo presentaba raspaduras por el contacto continuado con el duro asfalto. Fue el hijo del conductor el que recogío al mastín, con la excusa de llevarlo a un veterinario cuando la policía intervino y acusó a este, su propietario de una falta de maltrato. Nalón carecía de chip ni pasaporte sanitario.

Gracias a las Redes Sociales, para que luego alguno diga que hay gente que sólo se esconde detrás de un pc por comodidad, se abrió inmediatamente una campaña de firmas y la Asociación ANADEL exigió automáticamente, a través de una denuncia ante el juzgado que se le retirara el animal a “sus maltratadores”. Finalmente el Juez dio la razón e hizo entrega de Nalón a ANADEL, donde lo llevaron a un centro veterinario de confianza donde está recuperándose de sus heridas tanto físicas como psíquicas.

El artículo 337 dice “El que por cualquier medio o procedimiento maltrate injustificadamente a un animal doméstico o amansado, causándole la muerte o lesiones que menoscaben gravemente su salud, será castigado con la pena de tres meses a un año de prisión e inhabilitación especial de uno a tres años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales”. Sin duda, para mí una ley que debe ser revisada en todo su contexto y también todas la variantes de “castigos” en el cumplimiento de tales condenas. Por un lado la ley debería ser más específica o al menos más amplia, donde se incluyera una orden de Alejamiento del maltratador al animal (Orden de Protección a animales inocentes, sean mansos o domesticados ya que para los salvajes existen otras leyes vigentes), ya en Cataluña el artículo 511-1 del Código Civil Catalán, considera que los animales no son cosas, por lo que sería adecuada una norma específica, dentro de la ley, ya que existe base legal suficiente para preveer una norma que dispusiese específicamente esta solución.

Por otro lado, sería más que necesario establecer un Registro Público de Maltratadores de Animales, en EEUU existe y funciona (Animal Abuse Registry) y poder establecer también un reconocimiento en nuestra carta magna que incorpore a los animales como titulares de derechos, en consonancia con los avances jurídicos sociales y se debe hacer desde nuestros poderes públicos como ya se hace en otros países. Volviendo al Registro Público de Maltratadores de Animales, sería una buena solución hacia la “Tolerancia Cero” al maltrato animal, teniendo controladas a estas personas como herramienta muy útil para que no pudieran adquirir más animales ni comprándolos ni adoptándolos. Sabiendo que la violencia del individuo se debe tratar por otras vías, ya que existen diferentes causas, situaciones e intensidades, estos trastornos deberían ser tratados o recibir el correspondiente tratamiento de manera voluntaria. En el caso del maltrato a los animales hay que seguir de cerca y adaptar en todo lo posible, que es mucho, la respuesta legal que se ha dado recientemente al maltrato sexista y a las agresiones a la infancia, especialmente en cuanto a la creación de un registro unificado de maltrato animal.

Otra de las opciones sería el cumplimiento de condenas o castigos a través de trabajos sociales, que hay muchas protectoras que necesitan ayuda voluntaria o “forzosa” que serviría como parte del tratamiento de esos transtornos a la vez del cumplimiento de su castigo.

En el artículo 337 del Código Penal, no prevé, como medida cautelar, la retirada de la posesión del animal maltratado o la prohibición de tenencia de animales, estableciéndose, únicamente, la inhabilitación especial de uno a tres años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales. Muchas veces, como fue este caso, el criterio del juez decide la entrega a un tercero para su custodia pero entiendo que estamos ante un marco de inseguridad jurídica. ¿Deberíamos luchar por que el decomiso temporal fuera obligatorio? Pues sí, esta decisión junto con la del registro de maltratadores son totalmente complementarias para que el Juez pueda inhabilitar y proceder al decomiso del animal en el mismo momento que se produce el maltrato.

Lo que está claro es que para evitar todos estos casos de maltrato se depende de la formación temprana de lxs niñxs y llegar a que entiendan que los animales no son objetos subordinados a las utilidades humanas, ya que son también seres vivos. Y como bien dice Carlos Vilagrasa. Profesor Titular de Derecho Civil de la Universidad de Barcelona, Magistrado de la Audiencia Provincial de Barcelona, Presidente de la Asociación para la Defensa de los Derechos de la Infancia y la Adolescencia (ADDIA), Vocal de la Asociación Interuniversitaria para la Defensa de los Animales (AIUDA), Secretario General de la Fundación Internacional Olof Palme.

¿si estuviera en sus manos iniciar una reforma en materia animal en nuestro país, por dónde empezaría?

CV.- Debemos dirigirnos a una apuesta legislativa seria, decidida y relevante para la atención que merece la protección real de los animales. Desde una consideración interdisciplinar se trataría de elaborar, debatir y aprobar un Código de Derecho de los Animales o una Ley integral sobre su protección que permitiese afrontar todos los aspectos penales, civiles y administrativos, que se interrelacionan en esta materia, que reúne todos los elementos para ser considerada, a su vez, una disciplina jurídica autónoma. No hay que olvidar la función pedagógica de la ley, y sus efectos sobre la educación medioambiental y de respeto por los animales, que sería más eficiente que aumentar penas sin una respuesta preventiva que cada vez resulta más necesaria.

Sin duda, nuestro país ofrecería una imagen avanzada si consiguiera dar respuesta a la sensibilidad social que reclama una distinta consideración jurídica frente al maltrato animal y a la propia relación de convivencia entre los seres vivos. (Entrevista de Anna Mulà (AM) , Carles Villagrasa (CV) y Salvador Chela (SC))

 
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial- España.La gran mayoría de las soluciones propuestas que se pueden aplicar, están sacadas de la entrevista de Anna Mulá a Carles Villagrasa y Salvador Chela. Si quieres leer más sobre el tema  puedes acceder a la magnífica entrevista de Anna Mulá Revista de Bioética y Derecho

Anuncios