Posts etiquetados ‘Ecoturismo’


Foto: Turismo Activo Asturias

En nuestro país aproximadamente existen cerca de 1000 pantanos o embalses que regulan las diferentes cuencas hidrográficas. Estos embalses están basados para el abastecimiento humano, regadíos, generación eléctrica y regulación de cauces fluviales. Una vez que se hayan cubierto las principales necesidades para lo que fueron construidos, se empieza a pensar en qué otras alternativas pueden ofrecer, hablamos del máximo aprovechamiento de los recursos existentes.

Cada vez hay mayor demanda social sobre el uso lúdico de pantanos y en un horizonte no muy lejano el Plan Hidrológico Nacional permitirá el desarrollo de actividades orientadas al desarrollo turístico de los embalses. Tanes y Rioseco no serán menos, ya que la zona de influencia es clave para desarrollar perspectivas socioeconómicas.

¿Por qué no ha salido adelante aún la iniciativa? Principalmente porque siempre se ha tratado el tema de manera individual por parte del territorio, es decir, Redes y sus alrededores han sido los únicos que han solicitado el uso lúdico de los pantanos y contando solamente con la cooperación de la administración hidraúlica. Se han encontrado con la negativa política y con que CADASA no permite que el uso de agua de abastecimiento sea usado como lúdico. Pues bien CADASA no tiene potestad ni es propietaria de la lámina de agua, ni tiene derecho a decidir, tan solo aconsejar a la que realmente es la propietaria y en este caso es la Confederación Hidrográfica.

¿Qué debe hacer REDES? Iniciar la cooperación entre distintos territorios nacionales que pertenecen a distintas cuencas hidrográficas para desarrollar actuaciones de forma coordinada que refuerce el valor individual de cada espacio y que permita establecer mecanismos de evaluación de resultados, comenzando con la experimentación y transferencia de resultados a otras zonas. Reforzando la imagen común e impulsando un nuevo modelo de Turismo de Interior.

¿Qué hay que tener en cuenta? Que estas zonas, estos embalses o pantanos se han convertido en unos ecosistemas húmedos amparados y protegidos por distintas figuras de protección ambiental. Por tanto debemos saber y considerar que se tratan de zonas especialmente delicadas y que el desarrollo de la iniciativa debe hacerse con un criterio y un orden muy concreto, garantizando al máximo la conservación del medio y favoreciendo el desarrollo sostenido de las zonas afectadas. Por lo tanto deberán cumplir con los requisitos de los E.I.A.

¿Qué tipo de turismo nos ofrece esta posibilidad? Turismo Rural, cultural, ecológico y activo…Así todo el territorio se verá afectado y se beneficiaría contribuyendo a la generación de nuevas empresas, consolidación de las existentes y generación de nuevos recursos económicos.

OBJETIVO PRIMORDIAL Establecer un marco de cooperación y desarrollo rural en territorios que cuentan con embalses y estén interesados en estructurar su oferta de turismo rural en base a este potencial. Redes no puede quedarse atrás.

Licencia de Creative Commons
El uso lúdico de Pantanos en Redes by Adrián Blanco is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en www.adrianblanco.net .

Anuncios

Cabañeros 31/05/2013  .- Efectivamente, la naturaleza de Redes y su simbolismo humano (Patrimonio etnográfico, arqueológico), debe ir unida. Otra cosa muy distinta es que se esté comunicando.

Ya dijo Newman en 1957, que “la imagen de marca es todo aquello que la gente asocia con la marca”. Y  qué verdad es.

La cuestión es que Asturias, con su marca “Paraíso natural”, posicionada desde hace muchos años, es eso, una marca, tal y como se la conoce fuera. Precisamente ahora, cuando Asturias está en el debate permanente sobre la crisis de la matanza del Lobo (algunos lo consideramos una oportunidad socioeconómica por muchas razones), algunos de ellos dentro de espacios naturales. Cuando Asturias está en el debate virtual permanente sobre, si se hacen bien las cosas o no, con respecto a  su “paraíso natural”, la percepción puede cambiar. Esta percepción que mientras es negativa por los empresarios del Nalón e incluso a nivel regional, – tal y como se lee en prensa por los empresarios turísticos -, desde fuera esa promoción si es correcta y suficiente. Por lo tanto la cuestión es, ¿Quizás ese marketing es incorrecto o trasnochado?, o, ¿Es que quizás el mercado turístico percibe a Asturias de otra manera?

Efectivamente, la naturaleza de Redes y su simbolismo humano (Patrimonio etnográfico, arqueológico), debe ir unida. Otra cosa muy distinta es que se esté comunicando. Muchos autores y otros expertos en marketing turístico (Calaf, 2009 – Cang seen Ooi, 2002), nos dicen que es precisamente la autenticidad el principal elemento de los productos; aquello como el Lobo, que precisamente no lo podrán encontrar en ningún otro lugar, excepto en el geodestino del Lobo ibérico. Y es que los turistas que van a un parque, no solo viven el destino con museos y centros de interpretación; hay que crear experiencias y llenarlas de contenido. Que sean excitantes y que ese patrimonio tenga lo que se denomina en planificación y evaluación turística “intensidad de uso”.

Dicho esto, a modo de introducción, me resulta a tiempo y fecha, cuanto menos destacado que así los días, sigamos con la eterna lucha de la diferente percepción entre lo privado y lo público. Los primeros, insistiendo en que la solución pasa exclusivamente por más promoción y más y más, sin saber si es la correcta o no y sin saber si desde sus negocios deben cambiar la forma de comunicar y llegar a sus potenciales clientes; los segundo, insistiendo en que sean los empresarios los encargados de soportar inversiones públicas mal creadas, añadiendo además, que la única solución pasa por gestionar esos equipamientos (temporalmente, no lo olvidemos), a base de gasto público y deficitario; es decir, con planes de empleo.

Un ayuntamiento como el de Caso posiblemente no pueda hacer frente a la gestión de infraestructuras que desde la misma administración se promovieron, pero tampoco debería esperar el gasto público para poder gestionarlos temporalmente sin evaluar los daños que eso conlleva a la imagen y experiencia turística del destino de Redes. Por otro lado, la propia administración regional, que sabiendo la caída preocupante de visitantes hasta de un 44% en tan solo 1 año en Redes no toma medidas, es un despropósito, pues sabe, o peor aún, debería saber, que esos visitantes son contabilizados por 2 ó 3 veces cada vez que pasan por un CI o museo y no se discriminan encuestas repetidas y que los excursionistas no aportan sostenible e integral gasto turístico en destino, pues no pernoctan.

En definitiva, el daño intangible a la marca “Asturias paraíso natural” pudiera ser ya una realidad, debilitada y con cada vez menos notoriedad por la crisis del Lobo. Las Redes sociales e internet, de donde provienen la gran mayoría de viajeros y potenciales Ecoturistas, están al tanto de dicha crisis pues ha tenido, tienen y seguirá teniendo un gran impacto hasta que no se resuelva. Si no hay un estudio en profundidad que rechace esta hipótesis, se pudiera decir perfectamente que quizás parte de ese 44% provenga de aquí.

Las soluciones pasan por poner en manos de empresarios – territorio y la propia administración, herramientas tipo #cluster, que ya están operando en todo el mundo y con grandes resultados. No hacerlo, es un atraso que, seguirá pasando factura en la llegada anual de visitantes y la recesión de un turismo rural que necesita urgentemente reingeniarse.

Opinión de José Ignacio Vega.- Miembro de la Asociación española de expertos científicos sobre el turismo, Investigador y Arqueólogo, asesor de turismo sostenible en el Parque Nacional de Cabañeros.

www.joseignaciovega.com