Posts etiquetados ‘Asturias’


Asturias sigue siendo un Matadero de Lobos

Con datos registrados del año pasado, la cantidad de cabezas de ganado que accedieron al Parque Nacional Picos de Europa ascendieron a un total de más de 30.000 unidades. Un total aproximado de más de 600 ganaderos a título principal y más de 30 sociedades. No todas las Juntas han enviado el informe de los censos solicitados, por lo que el número asciende aún más.

Es díficil comparar datos de un año a otro, porque el cambio de modelo en la composición ganadera varía de manera muy radical. Se pasa de una ganadería extensiva de menor (ovino-caprino) a una de mayor (Equino-Bovino) y esto cambia también el comportamiento del lobo ibérico en esos bellos parajes.

Desde el año 1996, año donde el Parque empieza los controles poblacionales, se han abatido un total de 39 ejemplares de Canis lupus signatus. Desde ese mismo año, en comparación con años anteriores, los datos arrojan a la luz que cuantos más ejemplares se abaten, más daños sufre la cabaña ganadera. Año 99, 6 lobos abatidos 400 cabezas de ganado afectadas. Año 2008, Cero ejemplares abatidos 170 cabezas afectadas, por poner varios ejemplos. Además tengamos en cuenta que en el 2000 se sabía de 2 grupos reconocidos y en el 2008 cuatro. A día de hoy dicen reconocer 6 grupos, más lobos y menos daños con un total de 140 expedientes actuales.

140 Expedientes a día de hoy registrados en base a los  tramitados por las oficinas del PN. Donde 5 no son atribuidos al lobo (Se deben a perros u otras circunstancias), del resto presentan algunos dudas, pero “Que se asignan al lobo por no tener otras alternativas que excluyan su autoría”. En los 140 expedientes hay 9 empresas que presentan daños y el resto ganaderas o ganaderos a título individual u otros registrados en censo correspondiente.

Nos preguntamos cómo es posible, que teniendo en cuenta la presencia de grupos de lobo actual y garantizando su reproducción segura, la tendencia de crecimiento de la población lobera sea al alza considerablemente y el número de ataques haya descendido de forma notable en los últimos 10 años.

Para más acoso, el Gobierno del Principado aprueba en el año 2002 el primer plan del Lobo. Un plan de Gestión que definiría la situación legal del Lobo en Asturias. Estableciendo el ámbito territorial de aplicación y su zonificación. Enumerando también las actuaciones y directrices de gestión, normas para su ejecución, seguimiento y revisión. Evidentemente a día de hoy todo el mundo sabe el fracaso del citado plan, por un lado por apartar a la parte científica de todos los estudios correspondientes, por apartar a la parte ecologista de la mesa del lobo y dar más peso a sensacionalismos baratos sacados de titulares de prensa disfrazándolos de conflictividad social para justificar más muertes de Lobo y para quedarse aún más agusto elaborar un Segundo Plan donde ya ni se respeta la época de cría de la especie y la posibilidad de la participación cinegética en los controles poblacionales.

Evidentemente, viendo el transcurso de la situación, desde Lobo Marley no nos podemos quedar parados y en vista de que las alegaciones presentadas por diferentes grupos conservacionistas, ciudadadanas y ciudadanos de todo el territorio nacional fueron desestimadas, no nos quedó más remedio que presentar un Contencioso Administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturias contra la Consejería de Agroganadería y Recursos Autóctonos. Denunciando el Decreto 23/2015 de 25 de Marzo, que aprueba el Segundo Plan de Gestión del Lobo en el Principado de Asturias.

Diez años de Planes de control que han sido una cadena de errores de manera constante. Creo que nos toca hacer balance y ver estos errores  ya que la Administración no quiere ver y demostrarles que los objetivos propuestos no han sido cumplidos y que por tanto debe sentarse a negociar para modificar aquello que no ha funcionado. Para ello, desde Lobo Marley instamos al Principado que forme una nueva mesa de negociación, donde como bien dijo la Consejera, deban estar todas las partes afectadas, cosa que no se ha cumplido hasta el momento.

El Plan de Gestión ha sido un fracaso absoluto, no ha mitigado conflicto alguno. Principalmente el mayor de los errores ha sido el plan de indemnización actual de daños, la penosa realización de control poblacional por parte de la Guardería Rural (Que nunca debió existir) y por los seguimientos realizados sin control científico. Asturias se llena la boca de ser pionera en Gestión del Lobo, pero el fracaso del Comité Consultivo deja entrever que de pionera nada. El manejo poblacional ha supuesto un gran esfuerzo sí, pero económico para toda la población asturiana.

Lobo Marley quiere fomentar la utilización de métodos preventivos y que la concesión de ayudas se centre en prevención e investigación de la efectividad de los métodos. El Lobo presenta un gran atractivo turístico y no está siendo potenciado ya que favorece a la economía. Seguiremos defendiendo que hay que recuperar y dar valor al patrimonio cultural asociado al Canis lupus. Destinar más recursos a la investigación y no a la eliminación, esto es imprescindible. Para ello la especie debe protegerse y comenzar de cero. Establecimiento de protocolos de indemnización para evitar fraudes, Asturias tiene pendiente muchas causas de fraude ganadero y eso da una muy mala imagen al sector que no defrauda. Creación de comisiones de valoración, corresponsabilidad de los ganaderos y ganaderas en la aplicación de métodos preventivos y por parte de la Administración que fomente su uso.

Sin duda un día como hoy, Día de Asturias, mucha gente no puede celebrar que su tierra está echando a perder, quizá, la mejor representatividad de la especie en toda Europa. Ni Asturias ni los Asturianos se merecen esto..

Asociación Lobo Marley


Asturias 6/06/2013- En Asturias algo habrá que hacer, rápido y de manera intensa. No conviene perder el tiempo y la Administración regional es la que tiene algo que decir.

Son muchos los problemas con los que se encuentra la ganadería asturiana a día de hoy. Problemas que se deben solventar con medidas de apoyo institucionales, porque es sector está realmente en peligro. La ganadería asturiana tiene un gran problema de base, que no es otro que la competencia internacional de precios en el exterior, lo que hace que el ganadero debe seguir abaratando costes para poder seguir siendo competitivo e incluso luchar porque su medio de vida, de toda su familia, no desaparezca.

Este es el principal problema, que no digo que no haya otros menos importantes, pero que de alguna manera orienta la mentalidad de los ganaderos y pastores. A día de hoy el número de ganado por persona está aumentando, haciendo que los pastizales se queden pequeños para tanta res. Es simplemente una aplicación empresarial, como en cualquier negocio, ya que al final los precios, como decía del extranjero, están ahogando la economía rural. No solo eso, el problema de espacios para pastos está ahí y es una realidad por las medidas de presión económicas existentes.

Pero ¿Qué otras medidas innovadoras pueden facilitar la ampliación significativa de la superficie de las explotaciones ganaderas en Asturias? Con la concentración parcelaria se están haciendo grandes esfuerzos, pero realmente existe un problema de base y no es otro que la gran mayoría de las fincas son propiedad de gente de ciudad que consideran que los terrenos tienen más valor urbanístico que agrícola. Más fincas permitiría tener más forraje, pero existe el problema que no se comprarían porque encarecería aún más la propia ganadería.

El uso mayoritario en Asturias de la superficie agrícola es el de prados y pastizales permanentes, 37.33% de todo el territorio Astur. Esto explica la importancia de la ganadería en nuestra región, principalmente el bovino. El 31.5 % es para usos forestales y el resto para agricultura, solo el 2.32% muy por debajo de las demás zonas de España.

La carga ganadera es un problema no una solución, Asturias presenta un sector ganadero importante, no obstante por culpa del entorno económico existente y LAS MEDIDAS POLÍTICAS ADOPTADAS, la producción se está concentrando en un menor número de explotaciones de mayores dimensiones con el objetivo de mejorar la rentabilidad. Por tanto es más que necesario medir la carga ganadera en Asturias y sus impactos derivados para poder llegar al equilibrio entre desarrollo ganadero y sostenibilidad ambiental.

La Administración es la responsable de muchos de los problemas que el ganadero sufre, ya se que es un tópico muy usado estos meses, pero es que es la realidad en el estado más puro de la palabra. La Administración como tal debe actuar para evitar desplazamientos innecesarios además de tener un amplio horario para realizar las gestiones de los ciudadanos. Una de las soluciones son la de obtener las guías que autoricen el movimiento de sus animales, sin desplazarse y dentro de las 24 Horas y los 365 días que tiene el año. La ganadería asturiana a día de hoy tiene un problema de exclusión digital importante.

Yo propondría que la Administración tome en serio esta brecha digital que sufre el sector, ayúndandolos en la implantación de sistemas informáticos con cursos sobre las aplicaciones y reuniones con todos los ganaderos, a su vez para ir sacando también la firma electrónica digital y poder desarrollar el trabajo desde cualquier PC. Esta opción evitaría desplazamientos innecesarios y abandono de custodia o trabajo con el ganado, lo que facilitaría mucho las cosas e incluso reduciría gastos para el propio ganadero que repercute finalmente en el precio de su producción…pero esta es otra historia

Continuará….