¿SE PODÍAN HABER SALVADO?


img_5548Llevan tres investiduras y nadie ha mirado para ellas. La segunda, en la que más confiaba, en aquella en la que suponía que iban a aplicarles el tratamiento, porque era casi evidente que estaban protegidas, pero 3.000 euros de gasto en tratamiento fitosanitario para un Ayuntamiento donde el presupuesto anual excede los 25Millones de Euros, era demasiado.

img_5545Fueron los árboles de la ESTHER DÍAZ, así los llamaban. Ahora en la tercera investidura, las carrascas afectadas son ya arrancadas y sustituidas por ejemplares enmacetados de Magnolios. La falta de prevención nos ha llevado a perder gran cantidad de ejemplares, de maravilloso porte, porque para algunos, los árboles siguen siendo mobiliario urbano, estorban y roban tiempo en la plantilla municipal para poder hacer otras cosas.

img_5552Ahora Langreo, inicia un tratamiento para salvar las encinas, cuando ya es demasiado tarde. Los árboles están afectados por varios parásitos (dos especies distintas de cochinilla, la ‘Nidularia pulvinata’ y la ‘Kermes vermilio’, y la ‘Aceria ilicis’ o erinosis de la encina. El Kermes es muy invasivo sobre todo en ejemplares aislados, no es el momento de tratar con fitosanitarios, ni es la época para ello y además peligroso para la fauna auxiliar del entorno. Habrá que hacer una lucha biológica y cabe destacar a Exochomus quadripustulatus, Coleóptero Coccinélido que se alimenta de las larvas de K. vermilio tanto en su estado larvario como en su estado adulto, puedan hacer su trabajo y salvar los pocos ejemplares que nos quedan vivos.

50020352-u4023224474hc-u90643414951j2h-624x38540el-comercio-elcomercio

Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada
CC BY-NC-ND

 

BASILIO RADA DEBE DIMITIR


Alejandro Sánchez

El País acaba de desvelar que el director de Parques Nacionales, Basilio Rada, se fue a cazar a la finca que Alberto Alcocer tiene en Cabañeros el día 3 de enero (http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/01/14/actualidad/1358193869_302462.html). Se da la circunstancia de que en noviembre asistí a un debate organizado por Ecologistas en Acción en el que Basilio Rada intentó convencernos de que su departamento no es favorable a permitir la caza en Parques Nacionales, como reiteradamente vienen pidiendo la Federación de Caza y otras asociaciones cinegéticas. Y a las pocas semanas le pillan de montería en el mismísimo Cabañeros. Un parque de los pocos que todavía gestiona el propio Rada, ya que aún no se ha transferido a Castilla-La Mancha. Sin embargo, en El País el señor Basilio Rada alega que desconocía que se cazara en Cabañeros, lo cual ya me parece una auténtica desvergüenza y tomadura de pelo, máxime cuando fui testigo de cómo se discutía con él esta circunstancia (y de las similares que ocurren en Monfragüe) en el debate que mencionaba pocos días antes.

La Ley de Parques Nacionales (artículo 13.3) y su Plan Director prohíben expresamente la caza deportiva en los parques nacionales. Es evidente que así debe ser, ya que el objetivo de estos espacios es muy distinto y así lo he defendido siempre. Los Parques Nacionales deben ser santuarios de la naturaleza, donde las actividades humanas deben reducirse a las que sean beneficiosas para el ecosistema y tengan un mínimo impacto. El Ministerio que dirige Arias Cañete ha anunciado que la Ley debe ser reformada, pero que esta prohibición no se va a tocar. Sin embargo, el lobby cinegético insiste en la necesidad de autorizar la caza en los parques nacionales, y ya ha conseguido que se vendan monterías en las fincas propiedad de este organismo, como Quintos de Mora, por lo que la intranquilidad ecologista está más que justificada. Y por si fuera poco, ahora el director de Parques Nacionales se va de montería a una finca privada a Cabañeros en la que sería muy interesante conocer la identidad de los demás participantes.

Porque es importante recordar que las monterías, aparte de cazar animales, son actos sociales donde coinciden personas con intereses empresariales y políticos comunes, que se usan para hacer negocios y celebrar acuerdos, por lo que el mero hecho de asistir como invitado por parte del director de parques nacionales ya es completamente reprochable y éticamente insostenible. ¿Con quién ha estado de caza Basilio Rada? Sería interesante conocerlo. Hay que recordar que no hace tanto el PP persiguió la dimisión del ministro de Justicia del PSOE Mariano Fernández Bermejo por asistir a una montería en Sierra Morena en la que coincidió con Baltasar Garzón, hasta que finalmente la consiguió: http://www.publico.es/espana/203288/dimite-el-ministro-de-justicia-mariano-fernandez-bermejo . Espero que ahora utilicen la misma vara de medir.

Por todo ello me parece obvio que Basilio Rada queda inhabilitado moralmente para este cargo y debe dimitir o ser cesado inmediatamente, como ya ha pedido EQUO: http://partidoequo.es/equo-pide-el-cese-del-director-de-parques-nacionales-por-cazar-en-caba%C3%B1eros

Licencia de Creative Commons
BASILIO RADA DEBE DIMITIR by Alejandro Sánchez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España License.
Creado a partir de la obra en http://www.alejandro-sanchez.net/basilio-rada-debe-dimitir/.

Eucalipto E. Nitens


JOAQUÍN ARCE FERNÁNDEZ MIEMBRO DE LOS VERDES DE ASTURIAS Y EX DIRECTOR GENERAL DE POLÍTICA FORESTAL

El plan forestal de Asturias aprobado en 2001 preveía pasar progresivamente de 52.838 a 61.838 hectáreas de eucalipto (Eucalyptus globulus) en un plazo de sesenta años (entre 2001 y 2060). En 2011 el eucalipto ocupa 58.000 hectáreas, un 9% más que en 2001, cifra equivalente al objetivo del plan forestal para 2033. En Corvera, Soto del Barco, Avilés, San Tirso de Abres y Carreño el eucalipto ocupa más del 90% de la superficie forestal y en Muros de Nalón, Castrillón, Gozón, Pravia y otros, en torno al 80 por ciento.

Para corregir esa situación, en la anterior legislatura, IU y Los Verdes, responsables de la política forestal, aplicamos una moratoria para la plantación de eucaliptos en Asturias. Así, desde 2009, no se autorizó ninguna nueva plantación de eucaliptos en terrenos no ocupados ya por esa especie (en los terrenos cubiertos por eucaliptos no es precisa autorización administrativa para su replantación). Y se fomentaron sus alternativas forestales autóctonas y frutícolas más rentables, como el castaño, con un plan estratégico, el abedul, el cerezo, el manzano, etcétera.

Esa medida se justificaba por la necesidad de alcanzar las superficies arboladas previstas en el plan forestal de Asturias para cada una de las especies: el modelo forestal. Modelo consensuado y equilibrado con el que se pretende diversificar el monte asturiano, evitar monocultivos que generen dependencias o monopolios, o puedan sufrir extensas plagas y enfermedades, producir maderas variadas y biomasa que generen actividad, empleo y rentas en el medio rural, mantener intacta la extensión de prados y pastizales que necesita la ganadería extensiva (actividad principal de nuestro medio rural), conservar la biodiversidad y el rico paisaje tradicional de mosaico de prados y bosques y evitar las grandes masas continuas de especies inflamables susceptibles de grandes incendios catastróficos, como los recientes del Valledor y Cangas del Narcea, los de Galicia en 2006 (92.000 hectáreas quemadas, 24.000 de ellas de eucalipto) y los de España y otros países de estos últimos veranos.

Paralelamente, en 2010, se aprobaron nuevas líneas de ayudas para mejorar la situación productiva, la prevención de incendios, las infraestructuras y la diversificación medioambiental de las masas de eucalipto. Se pretendía, entre otras cosas, aumentar la productividad de esos cultivos para pasar, en unos años, de una producción media de unos 10 metros cúbicos por hectárea y año a cerca de 20. Aumento de productividad que generaría mayor renta para los propietarios, más rentabilidad en la explotación forestal y más materia prima para las plantas papeleras y de producción de energía con biomasa de esa especie, sin generar efectos negativos en otros sectores económicos o el medio ambiente.

Asimismo, por las mismas razones ambientales, forestales y de planificación por las que no se consideraba deseable aumentar la superficie plantada de Eucalyptus globulus, y por otras adicionales relacionadas con su carácter de especies exóticas no previstas en el plan forestal y que ocupan un piso forestal superior al del E.globulus, en Asturias nunca se ha autorizado la plantación de otras especies diferentes de eucalipto, como, por ejemplo, el E.nitens. Ni durante los gobiernos del PSOE, ni durante los gobiernos del PP/URAS entre 1995 y 1999. Y en el período 2009- 2011 se han eliminado de forma decidida las plantaciones ilegales que se habían detectado en algunos montes de la región.

Ésa es la línea sostenible en relación con el eucalipto. Pensamos que el PSOE no debe modificar su posición de siempre sobre el E.nitens, pese a las presiones económicas que pueda haber. Y sería un grave error de transcendencia histórica para los valores naturales de la región y para otros sectores económicos que el Gobierno regional actual del FAC levantase la moratoria y autorizase nuevas plantaciones de eucalipto. En especial, si se autorizasen, por primera vez, las indeseables y peligrosas plantaciones de E.nitens.

Fuente: LNE