Archivos de la categoría ‘Mundo Rural’


¿Nos hemos parado a pensar lo que comen nuestras hijas e hijos en los comedores de su escuela? ¿Qué coméis los y las que os veis obligadas a usar los servicios de catering en las empresa dónde trabajáis? ¿Por qué la gran mayoría de los enfermos se quejan de la comida en los hospitales?
306_LEUU_fotonoticia_20121119101621_500
Promover comedores escolares autogestionados puede que sea una de las mejores ideas que existen. Pero realmente ¿por qué no se hace? Ahora mismo ¿a quién o quiénes estamos beneficiando? ¿Qué valores se priorizan?. La respuesta es clara: Existe la trampa legal de la contratación pública. Las principales trabas que nos podemos encontrar para ofrecer un servicio  pequeña escala, de ciclo corto y ecológico son:
  • El volumen de los lotes del concurso (suelen ser concursos destinados a cubrir varios centros)
  • La Garantía Provisional o Definitiva. Para poder postular al concurso se debe de aportar un fondo de garantía equivalente a un 5% del presupuesto licitado.
  • Origen de las Materias Primas. Las materias primas que se empleen para la confección de los menús deberán ser adquiridas en establecimientos o proveedores que dispongan del Registro sanitario pertinente.
  • Precio máximo por menú. Teniendo en cuenta que este coste incluye gastos de alimentación, personal de cocina , monitores, limpieza y consumo de energía las empresas locales tiene poco margen de flexibilidad.
  • Los únicos precios variables son los gastos de alimentación donde las empresas grandes que disponen de centros de compras tienen un mayor margen.

Y lo más importante: La supervisión de los menús lo realizan expertas y expertos profesionales acreditados en nutrición y dietética. Expertas y expertos que quizás no consideren que los productos ecológicos sean más saludables que los convencionales. Los mismos expertos que consideran que un filete de “Panga”, es tan sano como una merluza del Cantábrico.

Cuando la OCU  analizó 23 muestras de panga (17 congeladas y seis frescas en cuatro de las muestras de panga se encontró la trifluoralina, un herbicida prohibido en Europa y Asociaciones pesqueras en Vigo encontraron en seis muestras la presencia del bacilo causante de la listeriosis) Enlace

Lo que realmente hay que deducir es que la Compra Pública Verde en España es una decepción en toda regla.

Uno de los objetivos de incorporar criterios ambientales y ecológicos es: «la elaboración y adopción de un programa de compras verdes para las distintas administraciones, promover políticas de compras verdes e incentivar la compra de productos reciclados». Lo que sorprende de este Plan es que sólo se contempla aplicar la compra verde en 8 grupos de intervenciones públicas construcción y mantenimiento; transporte; energía; equipos de oficina; papel/publicaciones; mobiliario, limpieza y eventos. El sector alimentación ni se menciona y este hubiera sido una exclente oportunidad para incorporar criterios ecológicos y ambientales en la compra de alimentos de manera pública. (Plan de Contratación Pública Verde de la Administración General del Estado y sus Organismos Públicos, y las Entidades Gestoras de la Seguridad Social (ORDEN PRE/116/2008).
Solo en el año 2010 los comedores escolares movieron un montante aproximado de 314 millones de Euros, que fueron a parar a empresas de restauración. Viendo estas cifras vemos la importancia de tomar conciencia del comedor escolar, ya que cerca de 2.000.000 de niñas y niños tomaron la comida más importante del día en el colegio.
Las empresas de restauración desarrollan cada año grandes inversiones para estar al día en avances técnicos y sobre todo para cumplir normativas. Pero en todo este proceso de tecnificación y desarrollo, ¿Quiénes están promoviendo la importancia de una alimentación de consumos de proximidad, quien está desarrollando una estrategia de acción donde se fomente la producción local y se defienda de la soberanía alimentaria?
Hoy en día, la alimentación de nuestras hijas e hijos, unicamente se está viendo desde un punto de vista de negocio-eficiencia. Son pocas las Administraciones que lo fomenten y muy pocas empresas de restauración se han mostrado sensibles.
Encima, existe un documento de consenso sobre alimentación en centros educativos. Este documento adquiere el compromiso de avanzar en conseguir una dieta equilibrada para nuestras hijas e hijos, asegurando un entorno alimentario adecuado. Pero leyéndolo, el documento no fomenta la compra de proximidad, de alimentos locales y encima afirman que los alimentos ecológicos no garantizan que sean mejores que los convencionales, cuando ya se sabe que estos tienen más elementos nutritivos, menos contaminantes como restos de pesticidas y herbicidas, por lo tanto son incluso más seguros para la salud de las personas.
Consumir alimentos ecológicos y de variedades tradicionales no sólo protege la biodiversidad agrícola, sino que aporta más nutrientes y por lo tanto mucho más sanos, por tener componentes nutricionales benignos.
Actualmente la gestión en los comedores escolares es una trampa nutritiva, nos dan gato por liebre. Lo primero hay que preguntarse la procedencia de los alimentos, la gestión sanitaria del cátering y la elección de los menús por los expertos en salud y nutrición. Por no hablar de la pérdida de la cultura de la cocina en la escuela y la pérdida de numerosos puestos de trabajo ya que todo se deslocaliza hacia cocinas centrales en polígonos industriales.
Las grandes empresas ya saben que no harán falta en el futuro cocineras y cocineros especializados en las escuelas, a parte de la pérdida de puestos de trabajo se ha perdido la diversidad de la cultura culinaria. Yo creo que no es suficiente decir que se ha logrado llegar al Menú equilibrado e higienizado, hace falta mucho más y el Gobierno Autonómico tiene mucha culpa de todo esta mala gestión.
Lo digo porque las Administracines tienen la manía de seguir con su doble discurso. Por un lado hacen campaña de sensibilización y alimentación saludable, algunas incluso incorporando alimentos eco pero por otro lado están elaborando normativas legales donde se priorizan a las empresas con gran capacidad de gestión, dejando a un lado a las que pueden hacerlo de manera local.
La Administración no sigue el compromiso europeo de la compra pública en verde, con lo cual no fomenta la producción y gestión ecológica. Encima estamos viendo multitud de productos congelados, precocinados y muy pocos alimentos frescos, tampoco sostenibles, envasados en zonas muy lejanas y cultivados de manera intensiva y con uso de agrotóxicos.
La crisis también ha servido como excusa para llevar el coste del menú escolar a la baja, evidentemente los productos se volvieron de peor calidad y muchas familias sufren en sus bolsillos las consecuencias y por tanto la salud de las hijas e hijos también.
La única esperanza son los comedores ecológicos y de proximidad. Haciendo destacar los 4 pilares fundamentales: Salud, Educación, Medio Ambiente y Desarrollo Rural.
Aún queda mucho por hacer para despertar la concencia y sensibilidades en la comunidad escolar. No es tarea fácil, pero la Administración Local tiene en su mano una herramienta importante para poder cambiar todo esto. Esperemos que en la próxima licitación se mantengan estos criterios que ayudarán a que nuestras hijos e hijas crezcan más sanos, podamos crear empleo local comprando productos a nuestros vecinas y vecinos, por el bien del consumo de proximidad, por el Medio Ambiente, por nuestros pueblos, nuestra economía y nuestro desarrollo.
AMPAS, Consejos Escolares, Consejos Escolares Municipales y Ayuntamiento tienen en su mano las herramientas necesarias, que junto con la red de campesinas y campesinos, productoras y productores de alimentos, distribuidores etc se puede conseguir un nuevo modelo de Gestión.
Bibliografía:

joven agricultora


Un Gobierno Autonómico que no tenga por objeto promover el empleo, abordando las cuestiones medioambientales, económicas, sociales y las relacionadas con el mercado de trabajo de una manera integrada, no nos servirá absolutamente para nada.


Asturias es rural hasta la médula. Diez mil verdes kilómetros cuadrados así nos lo recuerdan desde el Cabo de Peñas hasta Braña dos Chagozos, desde Ribadedeva hasta San Tirso de Abres. La comunidad autónoma más montañosa de España y de las más montañosas de toda Europa. Aún así hay personas que ven a su propia tierra como una gran urbe, sin darse cuenta del daño que eso nos hace a toda la asturianía.

Esta entrada es una invitación al Gobierno Regional y a los interlocutores sociales para que lleven a cabo un análisis, un replanteamiento y una reorientación de las políticas aplicadas hasta el día de hoy. Unas políticas, bajo mi modesto punto de vista, totalmente estancadas en el pasado. Tanto o más como el propio nombre de nuestra asamblea legislativa, llamada “Junta General del Principado” en honor a la medieval representación de los concejos ante la Corona.

Quizá el gran peso de los sectores secundarios y terciarios no nos dejan ver la realidad en la que la Asturias Rural se encuentra ahora mismo. Siendo el sector primario el más dañado y olvidado por los diferentes partidos que han gobernado hasta ahora. Una minería agonizante y abocada al cierre inminente, un sector pesquero artesanal que el gobierno no ha sabido defender en Europa como se merece y un gran retroceso en el sector agrícola-ganadero que aún ocupa al 6% de la población activa de nuestra autonomía. La Asturias rural se empobrece.

Nunca es tarde para abordar el reto de promover el empleo y reducir la pobreza en las zonas rurales, pero no sin antes reconocer los verdaderos fallos cometidos por el actual Gobierno autonómico. Fallos de mala gobernanza que son actualmente indicadores del fracaso de la política rural. El más importante es su insistente apoyo a la representatividad política en lugar de la participación pública en la vida política, la ausencia permanente de participación en los procesos de adopción de decisiones sobre cuestiones de interés público, una formulación arbitraria de las políticas agrícolas sin tener en cuenta la incidencia de las decisiones sobre las partes interesadas clave, el público en general y los grupos vulnerables. Una burocracia no sujeta a ningún tipo de supervisión y que actúan en función de sus propios intereses o de algunos colectivos influyentes y no de los intereses del público general. La no reparación de las injusticias y la no garantía de soluciones oportunas y equitativas de los conflictos. Corrupción y abuso de poder que al final han socavado la confianza de toda la asturianía en la vida política.

Todo esto pone al descubierto la mala gobernanza, revelando las debilidades institucionales y casi siempre el poco control que el actual gobierno ha ejercido sobre el territorio astur. Esta mala gobernanza a despertado el malestar social y por ello es momento de crear alianzas, abordar cuestiones nuevas y trabajar con las organizaciones rurales. Porque la agricultura asturiana debe cumplir una función esencial en la transformación de la economía. El crecimiento sostenible del sector es particularmente eficaz para reducir la pobreza. Para aumentar la calidad y la cantidad de la oferta de empleo en las zonas rurales se requiere una buena gestión de la economía política y eso no se ha sabido hacer ni defender.

Por consiguiente, hacen falta enfoques territoriales que creen ventajas competitivas a nivel local y se centren en el logro de una competitividad sistémica. Las ventajas competitivas no se heredan, sino que se crean, de manera que el dinamismo de los empresarios, la intensidad de la competencia local y la capacidad de los actores locales para tomar parte en movilizaciones colectivas eficaces son tan importantes como los recursos naturales y otras ventajas comparativas similares.
Después de tanta crítica en estos párrafos llega la hora de las propuestas de mejora. Como cualquier buen agricultor o agricultora, la preparación del terreno es sumamente importante para obtener el mejor rendimiento de la producción, por ello es necesario promover un entorno propicio para el establecimento de empresas sostenibles en las zonas rurales tanto agrícolas como no agrícolas. Potenciar la mejora en el acceso de las pequeñas agricultoras a las oportunidades de mercado, respaldando su participación en las cadenas de valor nacional y mundial. Atraer y mantener a la juventud a los empleos rurales, mejorar la equidad, la eficiencia y la inclusión social mediante una política tributaria apropiada. Fomentar el acceso a la tierra y su uso productivo, mediante la reforma agraria, la promoción del mercado de arrendamiento de tierras y la prestación de servicios a las pequeñas agricultoras. Fomentar un enfoque de desarrollo económico local , que se apoya en sectores y cadenas de valor específicos, caracterizados por tener fuertes efectos multiplicadores de empleo, como el turismo o el procesamiento de productos agrícolas. Dar prioridad a programas de creación de empleo para los jóvenes y las mujeres de las zonas rurales, que también incluyan el desarrollo de la capacidad empresarial. Fomentar la protección de la maternidad para las mujeres de las zonas rurales.
Son largas y amplias las propuestas que por no extenderme se pueden aplicar, lo que daría para hacer una segunda entrada sobre el tema que ahora estoy tratando de exponer. Por ahora dejo en el aire una pregunta final para el debate: ¿El nuevo Gobierno Autonómico o Local que salga de las próximas elecciones de Mayo qué propuestas van a poner encima de la mesa para mejorar el empleo rural decente, además de qué manera pueden ampliarse y mejorarse la protección social y la inclusión social en las zonas rurales?