BASILIO RADA DEBE DIMITIR


Alejandro Sánchez

El País acaba de desvelar que el director de Parques Nacionales, Basilio Rada, se fue a cazar a la finca que Alberto Alcocer tiene en Cabañeros el día 3 de enero (http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/01/14/actualidad/1358193869_302462.html). Se da la circunstancia de que en noviembre asistí a un debate organizado por Ecologistas en Acción en el que Basilio Rada intentó convencernos de que su departamento no es favorable a permitir la caza en Parques Nacionales, como reiteradamente vienen pidiendo la Federación de Caza y otras asociaciones cinegéticas. Y a las pocas semanas le pillan de montería en el mismísimo Cabañeros. Un parque de los pocos que todavía gestiona el propio Rada, ya que aún no se ha transferido a Castilla-La Mancha. Sin embargo, en El País el señor Basilio Rada alega que desconocía que se cazara en Cabañeros, lo cual ya me parece una auténtica desvergüenza y tomadura de pelo, máxime cuando fui testigo de cómo se discutía con él esta circunstancia (y de las similares que ocurren en Monfragüe) en el debate que mencionaba pocos días antes.

La Ley de Parques Nacionales (artículo 13.3) y su Plan Director prohíben expresamente la caza deportiva en los parques nacionales. Es evidente que así debe ser, ya que el objetivo de estos espacios es muy distinto y así lo he defendido siempre. Los Parques Nacionales deben ser santuarios de la naturaleza, donde las actividades humanas deben reducirse a las que sean beneficiosas para el ecosistema y tengan un mínimo impacto. El Ministerio que dirige Arias Cañete ha anunciado que la Ley debe ser reformada, pero que esta prohibición no se va a tocar. Sin embargo, el lobby cinegético insiste en la necesidad de autorizar la caza en los parques nacionales, y ya ha conseguido que se vendan monterías en las fincas propiedad de este organismo, como Quintos de Mora, por lo que la intranquilidad ecologista está más que justificada. Y por si fuera poco, ahora el director de Parques Nacionales se va de montería a una finca privada a Cabañeros en la que sería muy interesante conocer la identidad de los demás participantes.

Porque es importante recordar que las monterías, aparte de cazar animales, son actos sociales donde coinciden personas con intereses empresariales y políticos comunes, que se usan para hacer negocios y celebrar acuerdos, por lo que el mero hecho de asistir como invitado por parte del director de parques nacionales ya es completamente reprochable y éticamente insostenible. ¿Con quién ha estado de caza Basilio Rada? Sería interesante conocerlo. Hay que recordar que no hace tanto el PP persiguió la dimisión del ministro de Justicia del PSOE Mariano Fernández Bermejo por asistir a una montería en Sierra Morena en la que coincidió con Baltasar Garzón, hasta que finalmente la consiguió: http://www.publico.es/espana/203288/dimite-el-ministro-de-justicia-mariano-fernandez-bermejo . Espero que ahora utilicen la misma vara de medir.

Por todo ello me parece obvio que Basilio Rada queda inhabilitado moralmente para este cargo y debe dimitir o ser cesado inmediatamente, como ya ha pedido EQUO: http://partidoequo.es/equo-pide-el-cese-del-director-de-parques-nacionales-por-cazar-en-caba%C3%B1eros

Licencia de Creative Commons
BASILIO RADA DEBE DIMITIR by Alejandro Sánchez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España License.
Creado a partir de la obra en http://www.alejandro-sanchez.net/basilio-rada-debe-dimitir/.

La onda expansiva de las Tasas Judiciales


Adrian B./EQUO.- La crisis económica, ese gran aval del “todo vale”, un gran pretexto en el que se ha amparado el Gobierno para implantar las nuevas tasas judiciales, realmente un momento histórico. Tal  como están planteadas y aprobadas la justicia, a día de hoy, es unicamente un servicio para ricos. Unas tasas totalmente desproporcionadas, que no son lo mismo para personas que dispongan de recursos como para los que no tienen ninguno.

¿Cuáles pueden ser las consecuencias de todo esto? La Justicia está para la solución pacífica de las controversias y que con esta fórmula de tasas desproporcionadas muchos ciudadanos desistirán de acudir a los tribunales si ya de entrada, tienen que pagar un “canon” que dudo mucho se vaya a devolver. Imaginaros al “currante” que tenga que cambiar de trabajo, teniendo que irse con la mirada clavada al suelo por no poder emprender una acción legal contra el patrón que lo explota sin contemplación o al funcionario que tenga que seguir trabajando aunque le quiten remuneración por lo que hasta ahora estaba haciendo. Muchas situaciones se darán y lo peor que surgirán “otras maneras” de solucionar los conflictos para nada deseables.

Otra onda expansiva llegará a los bufetes de los abogados. Estos tendrán que hacer maravillas para poder captar a los clientes que ahora van a perder y por no contar con el negocio de los procuradores que también verán sus ingresos reducirse a pasos agigantados. ¿Qué pasará ahora con los estudiantes de derecho y los recién licenciados? Negro futuro…Pobres de los políticos que defienden las tasas, puesto que su credibilidad bajará frente al electorado demostrando que el afán recaudatorio que apoyan se basa en un afán egoísta anteponiendo el dinero por encima de todas las cosas.

Esta Ley de Tasas judiciales cuenta con legitimidad política y estos políticos la basan en Democracia. Pues bien, si un cliente paga una tasa por un servicio y este no se presta durante un tiempo, es de libro recibir una indemnización a quien no recibe lo que paga. La Constitución garantiza tutela judicial efectiva y que los daños consecuencia del funcionamiento anormal de la Administración de Justicia, darán derecho a una indemnización a cargo del Estado, conforme a la Ley (Art. 121 CE).

Herramienta de guerra: La ILP

La ILP (Iniciativa Legislativa Popular) no entra en materia “Tributaria” (Art 87 CE). Pues ahí debemos hacer hincapié, preparar una ILP ante los partidos políticos que los obliguen a “retractarse” en este “Peaje Judicial”.  Como todo esto ya se ha hablado (Derogación de Ley en el Parlamento) y no pienso que sea buena idea centrar la ILP en la derogación de las tasas, lo mejor es que “mueva” una ILP para pedir una proposición de ley de indemnización por demora en las resoluciones judiciales.

Antes de que salga el código de Hammurabi a pasear por las calles de nuestro país y no sería de recibo que ya que tenemos que pagar las tasas, sigamos recibiendo el mismo servicio.

Licencia de Creative Commons
La Onda expansiva de las Tasas Judiciales by Adrian Blanco is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 España License.
Creado a partir de la obra en www.contencioso.es.