Inteligencia Colectiva más allá de la Receta del Buen gobierno


En EQUO hemos o estamos aprendiendo a trabajar ya desde nuestros comienzos, con lo que nosotrxs llamamos Trabajar desarrollando la Inteligencia Colectiva. Esa inteligencia, no es otra cosa que una serie de datos que permiten reformular una serie de preguntas e informar la concecuente toma de decisiones. Me gustó inicialmente eso de la Inteligencia Colectiva (En adelante IC). Fue un término o método que despertó en mí especial atención, porque de todxs sacaba lo mejor de cada unx y que sumando a la opinión o conclusión del resto, hacíamos un todo mucho más completo y esa herramienta funciona, junto con la comparación.
La “Comparación” que yo ve en EQUO, es también una estrategia o herramienta más bien diría yo, de mejora y si no es de mejora de ganancia de conocimiento. Por qué digo esto, porque he comprobado que lo que no es útil en un lado, puede ser la solución en otro, sobre todo a la hora de la toma de decisiones. Saberlo y acceder a toda esta información me ha ayudado mucho, sobre todo para evitar discusiones estériles.

Tener una buena IC no es condición ni garantiza una mejor gestión, tenerla es necesaria pero no suficiente. Se necesita también un mejor análisis de nuestras prácticas organizativas y de las necesidades que la población espera de nosotrxs. Una dinámica más inteligente de nuestros instrumentos y un mejor manejo de nuestro diálogo con la población. Se trata de “llegar” y de aprovechar nuestra IC para saber prevenir acontecimientos futuros. Anticiparnos a las “amenazas” e ir reconociendo las oportunidades que se nos muestran por el camino como organización sociopolítica.

Debemos ofrecer respuestas sociales, hay veces que desconocemos lo que mayoría adolece o nos olvidamos centrándonos en nosotrxs mismxs, en intentar solucionar nuestros problemas internos. Por eso debemos marcarnos prioridades reales, más detalladas y rigurosas, que tengan continuación en el tiempo. Para ello deberíamos desarrollar tres marcos de trabajo bien definidos: El Internacional, El Federal o Territorial y el Local.

Nuestra IC dentro de EQUO, puede llegar más allá de la receta del Buen Gobierno. Puesto que nuestras tomas de decisiones políticas pueden sustentarse en un mejor conocimiento de la realidad y en opciones de intervención más efectivas (Cosa que vamos desarrollando día a día). Combinemos información, conocimiento, experiencia y actitud ya que la IC facilitará la toma de decisiones razonables y totalmente efectivas.

Tenemos vías de información y debate de calidad para la toma de decisiones importantes y eficaces, pero lo más importante es tomar decisiones informadas. Por ello debemos aumentar el recurso humano que maneja la información y la comunicación, buscar y ofrecer el uso de herramientas adecuadas y eficaces para desarrollar ese trabajo. Un ejemplo claro sería la aplicación móvil de nuestra asamblea virtual (en la que ahora estoy metido) para poder desarrollarla como herramienta colectiva de información adaptada a todxs lxs usuarixs y otra sería el aumento de contratación en el área comunicativa.

En EQUO nuestra IC seguirá siendo una plataforma en crecimiento y construcción, siendo la base para el desarrollo de una de las mejores organizaciones político-sociales que haya habido jamás en nuestro país y en el resto de Europa. Aún nos queda por pulir pequeños detalles de procesos en pequeñas tomas de decisiones, que supongo realizaremos con sistemas de metodología de priorización producto de un serio y profundo análisis de cada situación que se nos planteé.

En la parte económica es normal que también en EQUO se forme o produzcan crisis en la ejecución o preparación de los presupuestos ya que a veces no se ajustan a la realidad, cosa que para nosotrxs es esencial que sea transparente al 100%. Pero seguimos haciendo esfuerzos, hemos analizado la situación y hemos pensado que debemos crear comisiones permanentes, no como fracaso al trabajo realizado sino volviendo a la suma de conocimiento y desarrollo de la IC.

Por último comentar que la información debe constituirse como soporte primordial para una adecuada toma de decisiones, acelerando la toma de decisiones informadas y además facilita la identificación de problemas que nos afectan de manera importante. Todo ello repercute en la calidad, equidad y la efectividad como movimiento ecopolítico y social. Salgamos ahí fuera y demostremos que EQUO como integrante de la cuarta fuerza política europea puede y debe ser la alternativa al bipartidismo y motor de cambio del actual modelo productivo.

Adrián Blanco

La Injusticia de Jorge….sensibilidad hacia la diversidad


Adrian B./EQUO.- La noticia corrió como la pólvora. A Jorge no lo querían en su viaje porque su minusvalía “estorbaba”. Conclusiones fulminantes, dolorosas y cercanas a mentalidades de pasadas épocas. Un AMPA que no ha sabido estar a la altura de las circunstancias que ha preferido verse al borde de la disolución asociativa antes que llegar a un consenso entre la dirección del centro (Eulalia Álvarez Lorenzo) y las partes representadas.

Jorge es alumno del citado centro y su madre Elena pide a gritos una solución y esta no es otra que los padres se sumen a la lucha contra la discriminación y fomentar la igualdad de oportunidades que deben ser realizadas en los centros educativos. Elena pide a gritos que cambie la política escolar del centro sobre la discriminación. Elena pide que la asociación represente los intereses de los padres e hijos en las políticas escolares, que desaparezca el desinterés y hacer entender a la dirección del centro que consideren necesario incluirlos.

Las personas potencialmente afectadas por la discriminación, como es el caso de Jorge, sabemos que juegan un papel muy limitado en la formulación de políticas escolares entorno a la discriminación. En general las direcciones de los centros tienen miedo a las influencias externas a la hora de hacer el reglamento escolar. El AMPA debería “obligar” a tener reglamento escolar y participar en las directrices para su formulación. Sabiendo interpretar el significado del concepto de reglamentos escolares, una cosa son los programas o planes específicos y otra los acuerdos escolares especiales entre padres, alumnos y dirección del centro, abarcando formulaciones especiales acerca de la aceptación de diferencias hasta el compromiso de solucionar los conflictos.

El principal objetivo sería combatir la discriminación, sea del tipo que sea, de género por discapacidad física o psíquica. Todos sabemos que en la etapa escolar se hace muy poca referencia a la edad o la orientación sexual por ejemplo. Al actual AMPA le diría que se pensaran en ir pidiendo un reglamento escolar válido para alumnos, padres y para todas las personas que trabajan y aprenden del centro escolar. Organizar una semana contra la discriminación social con todos sus contenidos y marcando claramente los objetivos. Que además esta semana sea orientada NO solamente a los alumnos, como se hacen otras veces, sino también al personal docente y por favor, un poco de “Sensibilidad hacia la diversidad”  que estamos en el SIGLO XXI.

El Buey de Galton: Inteligencia Colectiva


Primo lejano de Darwin, Francis Galton era un millonario inglés cuyos conocimientos en el campo de las matemáticas, la antropología, la lingüística y la geografía le harían ganar gran fama internacional. De mente muy curiosa, realizaría un particular concurso en 1906, aprovechándose de su acceso a una feria ganadera en el Reino Unido, para estudiar su teoría sobre el comportamiento colectivo.

Teoría que, según sus hallazgos, afirmaba la importancia de la democracia al establecer que, si bien el votante promedio podía llegar a ser poco instruido o docto, el balance de la decisión colectiva superaba con creces, incluso, al análisis o estimación del votante culto.

Para esto, les propondría a las casi 800 personas que asistieron a la feria, entre ellas carniceros y ganaderos veteranos así como visitantes casuales y pobladores del pueblo cercano, que escribiesen en un papel el peso de uno de los bueyes expuestos en la feria. Al terminar las misma, el buey sería sacrificado, pesado y descuartizado siendo entregado a la persona que acertara la cifra más cercana al peso real de buey.

Curiosamente, la estimación más acertada, no provendría de una persona en particular, sino de todas. Ya que al calcular el promedio de los valores suministrados por los votantes, Galton observaría que el valor resultante difería del peso real del animal por solo medio kilo.

La INTELIGENCIA COLECTIVA es una forma de inteligencia que surge de la colaboración y concurso de muchos individuos. Aparece en una amplia variedad de formas que toman decisiones por consenso. Puede ser fomentada “para superar el “pensamiento de grupo” para permitir a un colectivo “cooperar en un proceso mientras alcanza un rendimiento intelectual mejorado“.

La considero como una empresa humana, está repartida por todas partes y conlleva por nuestra sociedad un saludable ejercicio de humildad.  Aprovechando que todo el mundo sabe algo y que no todo el mundo lo sabe  todo. Porque la inteligencia surge allí donde menos se espera.

Hay una máxima que siempre me aplico: Cada vez que hablo con una persona pienso, al menos, que es tan inteligente como yo. Porque juzgar la ingorancia es muy grave y mucho más emitir descalificaciones de personas o colectivos.

Adrian Blanco

http://www.anfrix.com/2009/03/la-sabiduria-colectiva-de-galton/