La Injusticia de Jorge….sensibilidad hacia la diversidad

Publicado: 21/10/2012 en Cultura, Equidad Social., Inteligencia Colectiva, Salud

Adrian B./EQUO.- La noticia corrió como la pólvora. A Jorge no lo querían en su viaje porque su minusvalía “estorbaba”. Conclusiones fulminantes, dolorosas y cercanas a mentalidades de pasadas épocas. Un AMPA que no ha sabido estar a la altura de las circunstancias que ha preferido verse al borde de la disolución asociativa antes que llegar a un consenso entre la dirección del centro (Eulalia Álvarez Lorenzo) y las partes representadas.

Jorge es alumno del citado centro y su madre Elena pide a gritos una solución y esta no es otra que los padres se sumen a la lucha contra la discriminación y fomentar la igualdad de oportunidades que deben ser realizadas en los centros educativos. Elena pide a gritos que cambie la política escolar del centro sobre la discriminación. Elena pide que la asociación represente los intereses de los padres e hijos en las políticas escolares, que desaparezca el desinterés y hacer entender a la dirección del centro que consideren necesario incluirlos.

Las personas potencialmente afectadas por la discriminación, como es el caso de Jorge, sabemos que juegan un papel muy limitado en la formulación de políticas escolares entorno a la discriminación. En general las direcciones de los centros tienen miedo a las influencias externas a la hora de hacer el reglamento escolar. El AMPA debería “obligar” a tener reglamento escolar y participar en las directrices para su formulación. Sabiendo interpretar el significado del concepto de reglamentos escolares, una cosa son los programas o planes específicos y otra los acuerdos escolares especiales entre padres, alumnos y dirección del centro, abarcando formulaciones especiales acerca de la aceptación de diferencias hasta el compromiso de solucionar los conflictos.

El principal objetivo sería combatir la discriminación, sea del tipo que sea, de género por discapacidad física o psíquica. Todos sabemos que en la etapa escolar se hace muy poca referencia a la edad o la orientación sexual por ejemplo. Al actual AMPA le diría que se pensaran en ir pidiendo un reglamento escolar válido para alumnos, padres y para todas las personas que trabajan y aprenden del centro escolar. Organizar una semana contra la discriminación social con todos sus contenidos y marcando claramente los objetivos. Que además esta semana sea orientada NO solamente a los alumnos, como se hacen otras veces, sino también al personal docente y por favor, un poco de “Sensibilidad hacia la diversidad”  que estamos en el SIGLO XXI.

Anuncios
comentarios
  1. Mónica Montero dice:

    Me encanta. Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s