El Buey de Galton: Inteligencia Colectiva

Publicado: 15/07/2012 en Cultura, Inteligencia Colectiva, Política

Primo lejano de Darwin, Francis Galton era un millonario inglés cuyos conocimientos en el campo de las matemáticas, la antropología, la lingüística y la geografía le harían ganar gran fama internacional. De mente muy curiosa, realizaría un particular concurso en 1906, aprovechándose de su acceso a una feria ganadera en el Reino Unido, para estudiar su teoría sobre el comportamiento colectivo.

Teoría que, según sus hallazgos, afirmaba la importancia de la democracia al establecer que, si bien el votante promedio podía llegar a ser poco instruido o docto, el balance de la decisión colectiva superaba con creces, incluso, al análisis o estimación del votante culto.

Para esto, les propondría a las casi 800 personas que asistieron a la feria, entre ellas carniceros y ganaderos veteranos así como visitantes casuales y pobladores del pueblo cercano, que escribiesen en un papel el peso de uno de los bueyes expuestos en la feria. Al terminar las misma, el buey sería sacrificado, pesado y descuartizado siendo entregado a la persona que acertara la cifra más cercana al peso real de buey.

Curiosamente, la estimación más acertada, no provendría de una persona en particular, sino de todas. Ya que al calcular el promedio de los valores suministrados por los votantes, Galton observaría que el valor resultante difería del peso real del animal por solo medio kilo.

La INTELIGENCIA COLECTIVA es una forma de inteligencia que surge de la colaboración y concurso de muchos individuos. Aparece en una amplia variedad de formas que toman decisiones por consenso. Puede ser fomentada “para superar el “pensamiento de grupo” para permitir a un colectivo “cooperar en un proceso mientras alcanza un rendimiento intelectual mejorado“.

La considero como una empresa humana, está repartida por todas partes y conlleva por nuestra sociedad un saludable ejercicio de humildad.  Aprovechando que todo el mundo sabe algo y que no todo el mundo lo sabe  todo. Porque la inteligencia surge allí donde menos se espera.

Hay una máxima que siempre me aplico: Cada vez que hablo con una persona pienso, al menos, que es tan inteligente como yo. Porque juzgar la ingorancia es muy grave y mucho más emitir descalificaciones de personas o colectivos.

Adrian Blanco

http://www.anfrix.com/2009/03/la-sabiduria-colectiva-de-galton/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s