El sabor del carbón….recuerdos mozos.

Publicado: 19/05/2012 en Optimismo

Recuerdo que los “Catxarros“, se bebían por metros. Por metros de barra…de la barra de un bar hablo. Gin-Tonic, Tío Pepe con Bitter vamos….los “catxarros obreros” que se servían en los “Chigres”, donde el “chigre”, que lo sepas, era el instrumento que se usaba para descorchar las botellas de sidra. Típico madero, taladrado a la pared o columna, con un sinfin metálico y que sonaba a madera, hierro chirriante y que finalizaba con un Plop indicando que el oro amarillo estaba listo para escanciar.

El mayor trofeo de aquellos días para los neños jóvenes de la época, como yo por aquel entonces, eran las pelotas negras. A día de hoy, no he visto ninguna y propio de una leyenda urbana eran las que más “macaben” pues las llamaban las “franquistas” el resto ya os lo imagináis. Solo recopilé dos amarillas y un par de botes de humo, que rapidamente tiré ya que al guardarlos ambos de abrieron, menudo plan. Fue a pie del Pozu Fondón, detrás del economato, allí se apostaron los mineros con voladores y desde arriba, desde el puente la ronda, las lecheras con multitud de Orkos lanzando botes y pelotas que rebotaban en el muro de la carretera de Santo Emiliano para “mancar” al rebote. La gente desde el puente Sama, encima de la depuradora hoy desaparecida, viendo la batalla…

Huelga Minera !! gritaban en el Instituto, los estudiantes nos sumamos a la carga. Por la mañana temprano los policías y mineros desayunando en el Bar las Dos vías y el Bar Montaña junto al cuartel de “La Nacional”, nosotros…café y donuts junto a los mineros. Hoy va haber “xareu” en María Luisa y Fondón decían. Nosotros salimos de Sama junto al sindicatu de Estudiantes, en les mines se oían los voladores y las sirenas “de color azul”. Nosotros a cortar la ronda, allí supimos lo que “mancaba” un tolete por vez primera…Isabel rompío un brazo.

Yo no entendía nada, por un lado los mineros por otro lado los “pestañis”, nosotros por el medio corriendo por las calles. Aquellas mujeres desde las ventanas gritando y abriendo los portales para que nos refugiásemos dentro. Ellos entraron hasta el primer piso, dando toletazos. La mejor imagen que recuerdo, aquella muyer dando escobazos desde la puerta de su casa a los dos policías que pegaban a aquella moza, que iba a tercero del desaparecido BUP y nosotros lanzando tiestos de geranios desde el tercer piso.

Despejada la calle, salimos corriendo hacia el monte detrás del Fondón, a preparar una emboscada a los furgones. Piedras, maderos y algún que otro peñón de grandes proporciones. De cebo, a los más “galguinos” en la calle empuñando palos y empujando contenedores. Cayeron en la trampa el resto me lo quedo pa mí, sin miedo…ya prescribió la faena.

Rato de calma, reunión de estudiantes e intercambio de impresiones. En María Luisa un fotógrafo quedó sin ojo, de un pelotazo. Los otros animando a la población a hacer barricadas, queríen noticia…tontu. Los más espabilaos hicieron caso, contenedores a la carretera, la gente entró en psicosis colectiva esperando a que llegara la policía y llegó. Cortaron la calle, por detrás y por delante…junto al río Nalón….cascos volando, escudos por los suelos, gritos y gritos de estudiantes pequeña batalla campal y unos cuantos detenidos junto a varios heridos.

Al grito de “con los maderos hacemos lapiceros” nos fuimos marchando. Otros cantando ” coca-cola asesina, trinaranjus vencerá” la comedia estaba servida para el día siguiente….mientras los “mineronos” seguían dando trabajo a los nacionales…entre tanto nos comunicaban que al día siguiente venían los del “pañuelín”, daben mieu…queríamos enfrentarnos a ellos, como el que va a una guerrilla a luchar con el más valiente, a medise..

El las casas la realidad era otra, llevaban muchos días de huelga y los sueldos no llegaban. Fueron muchos los gestos para con la familia ya que unos cuantos carros del Hiper tenían que ir a parar a los más allegados. Ese era el verdadero fondo de solidaridad que había que tener. Nada comparable a “la huelgona del 62” pero en su justa medida a la situación real del momento.

Algún ingeniero fue “secuestrau” y lo subieron al castillete. No quiero ni pensar lo que le pasaría por la cabeza al rapaz, seguro que en aquel momento pensó lo que le había costado sacar la carrera para tener que llegar a eso. Algunos de esos, son los que hoy piden moderación en la política municipal, por aquel entonces ser políticamente correcto no valía.

Esta cuenca sigue teniendo sabor a carbón, pero lo mismo que hicieron con las cocinas lo harán con los pozos. No os quede la menor duda, toca seguir pensando en qué es lo que tenemos que hacer. A más de uno le cuesta envejecer, pero envejecer no es tan malo cuando se piensa en la alternativa.

Asturias huele a pólvora mojada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s