Calidad en los despidos……

Publicado: 20/02/2012 en Consumo, Sin categoría

El pasado Martes, apenas dos días de la aprobación de la nueva reforma laboral, ya ha habido varias empresas que se han frotado las manos y han aplicado sobre sus trabajadores el despido, basándose en la presentación de pérdidas que les deja cancha libre para ralizarlo de manera objetiva y muy barato.

Una de ellas, el Hotel Chamartín de Madrid, no se ha cortado un pelo en mandar a la calle a 12 empleados que llevaban más de 30 años en su nómina. Muchos de ellos con 50 años de edad lo van a pasar realmente mal para poder seguir adelante. No han sido 12 empleados, han sido 12 familias las que verán reducidos sus ingresos mensuales, aquellos que les garantizaban el sustento en sus hogares.

Casi todas las empresas que quieren evolucionar en el mercado han de apostar por inversiones y poder garantizar la viabilidad de sus productos o servicios. Muchas de ellas están asesosaradas por grandes consejos que les hacen estudios de inversión y también las certifican en normativas, que les da el sello de garantía empresarial avalado por importantes empresas certificadoras.

El recurso humano, es decir el currante, es un apartado que también hay que estudiar pero que nadie quiere tocar, al menos para los empleados, porque significa en algún caso la reducción de la mano de obra y con suerte la amortización de los puestos sin ser despedidos. La mentalidad del empresario español es nefasta y los que van a ser grandes emprendedores también basarán sus recursos en la reducción de personal para llenar más aún sus arcas, seguirá siendo empresarialmente “Español”. Olvidando que su responsabilidad es hacer viable la empresa, garantizar el empleo para seguir produciendo y lograr el objetivo de ganar un dinero justo y equitativo resultante del balance de su éxito empresarial en los mercados.

Muchas son las empresas que han obtenido grandes y prestigiosos sellos de calidad, que orgullosas exhiben en todos sus documentos, panfletos, puertas y entradas de sus negocios, anuncios de prensa y publicidades varias. Sellos avalados por grandes empresas certificadoras que tras un estudio de control y aseguramiento de la calidad de las mismas, lograban una calidad a veces exigidas por sus propios clientes para poder vender como exigencia y requisito indispendable. Es como un seguro de trazabilidad del producto o servicio que tras pagar una cantidad la empresa obtiene para decirle al cliente: “Mira nosotros fabricamos, bien, seguro y cumpliendo todas las normas exigidas, por lo tanto nuestro producto es de Calidad”. El recurso humano es parte importante en el control de los procesos para conseguir esa cerificación o sello. Ahora es el momento de que las mismas sean igual de exigentes para retirárselos…

Ah se me olvidaba…es cierto que también se paga para obtenerlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s